Mindfulness: disfruta de la vida en tu hogar


Vivimos en el mundo de la inmediatez y la omnipresencia. Lo queremos todo rápido y queremos estar en todas partes, en persona o a través de las redes sociales. ¡Basta! Así, nos estamos perdiendo las pequeñas cosas de la vida. Las pequeñas, sí, pero las más importantes. Y con ello sobrevienen las crisis de ansiedad y el estrés.

Una vida mejor es posible. Es más, es imperativa, y el mindfulness está aquí para ayudarnos a conseguirla. ¿Que qué es el mindfulness? Una filosofía que nos ayuda a sentir que cada momento es único y merece la pena disfrutarlo, dedicándole tiempo y máxima atención. ¿Pero qué tiene que ver con la decoración? ¡Mucho! Y si no te lo crees, sigue leyendo.

Decora tu casa para disfrutarla

Esta sería la máxima del mindfulness decorativo, que no busca decorar para impresionar a los demás. Busca decorar para sentirnos en el mejor lugar del mundo, no por lo que poseemos sino por la sensación de bienestar que nos produce nuestra casa. No acumular objetos y mantener el orden nos ayudará a sentirnos más libres y a encontrar el equilibrio emocional. 

La belleza de la sencillez según la filosofía mindfulness

Mies van der Rohe ya era gurú del mindfulness cuando todavía no se había inventado la palabra. Y es que él prodigaba el menos es más, algo que esta filosofía que ha llegado para conectarnos con el aquí y el ahora (lo realmente importante), también defiende. El mindfulness decorativo huye de los excesos, de querer tener por tener. Para él, es clave decorar con pocas piezas pero que te hagan feliz.

Y dentro de la austeridad decorativa, los materiales ideales según el mindfulness son los naturales. Huye de barnices, de materiales sintéticos y por supuesto, de plásticos. En tu selección de piezas decorativas debe haber:

  • fibras naturales
  • tejidos orgánicos
  • madera en bruto
  • detalles en barro, cerámica o cristal
  • plantas, muchas plantas, porque el color verde tranquiliza la mente y nos conecta directamente con la naturaleza.

El comedor, lo básico en el mindfulness

Westwing, vajilla artesanal Salt, 4 personas (12 pzas.) Broste Copenhagen, 204.00 €

Uno de los pilares del mindfulness es “comer consciente”. El día a día nos lleva a menudo a comer delante del ordenador o con un tupper que parece enviarle a nuestro cerebro el mensaje de “ve rápido”. Esta forma de comer, según los expertos en nutrición, nos lleva a masticar poco la comida, con lo que se generan problemas digestivos, e incluso nos hace comer más puesto que, al ir rápido, no se permite que el estómago detecte a tiempo la sensación de estar saciado.

Westwing, cubertería de acero inoxidable Matera, 4 personas (16 pzas.) Eightmood. 79.99 €

Apartarnos de las pantallas a la hora de comer y dedicar un mínimo de 45 minutos masticando lentamente es prioritario y nos aleja de los problemas digestivos y de las crisis de ansiedad. ¿Difícil conseguirlo? No si nos ayuda el espacio. El comedor debe ser cálido, acogedor, que nos invite a quedarnos un tiempo sentados. Y no debe faltar de nada en la mesa, es decir, deberíamos no tener que levantarnos a media comida. ¿Más ideas? Que los colores de mantelerías y servilletas sean suaves. También los de la vajilla.  

El dormitorio, una oasis de bienestar y mindfulness

Westwing, funda de cojín de terciopelo Dana by46 21.99 €

Elige para él colores suaves, que te relajen, porque en el dormitorio debes poder descansar a pierna suelta de verdad y si los colores que te rodean son demasiado estimulantes, no lo conseguirás. La ropa de cama también es muy importante: elige tejidos orgánicos, a poder ser, para que tu piel transpire correctamente; el algodón o el lino son perfectos.

Westwing, funda nórdica de lino Breezy, Westwing Collection. 59.99 €

Y de nuevo, no lo abigarres con detalles decorativos; cuanto más sencillo, mejor descansarás. Los colores ideales tanto para el dormitorio como para el resto de la casa:

  • verde, porque conecta con la naturaleza.
  • blanco, porque simboliza la pureza y la sencillez.
  • azul, porque recuerda al mar y al cielo, espacios sin límites.
  • tonos marrones, porque nos ligan a la tierra, a la sensación de tener los pies en el suelo.

Busca un espacio para ti donde sea

¿Te parece difícil conseguir una casa 100% mindfulness? Pues créate un rincón para relajarte, dejar que el tiempo pase solo pensando en ti, en tu bienestar, y disfrutando del dolce far niente cada segundo. La filosofía mindfulness nos ayuda a conectar con lo esencial, con la importancia de disfrutar de cada segundo de la vida, de la sencillez de las pequeñas cosas. De ahí que contar con un espacio en casa que te procure el ambiente ideal para sentarte y desconectar la mente sea genial. ¿Estás buscando ideas?

Mecedora Wing Westwing Collection, 399.00 €
  • En el salón, una chaise longue o una butaca cómoda junto a la ventana, sobre una alfombra redonda (las piezas redondas son más “amables” que las que tienen esquinas), con un auxiliar donde dejar la taza de té.
  • En la terraza, una silla colgante o una mecedora. Rodeada de plantas y con un plaid para poder cubrirte si la temperatura baja.
  • En el dormitorio, una butaca o un pequeño banco bajo una ventana, con colchoneta y cojines, para poder desconectar mirando al horizonte o cerrando los ojos un rato.
Banco de terciopelo Beverly, Westwing Collection, 259.00 €

Realmente, lograr un espacio de acuerdo con la filosofía mindfulness no es complicado. Ni siquiera lo es conseguir una casa entera así. Solo requiere concentrarse en lo básico, deshacerse de lo que nos sobra y por fin, permitirse disfrutar.

Más información | Westwing Now

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s