Zarautz: El tesoro del Norte


unnamed

Bienvenidos a mi espacio de cosas bonitas. Inicio agradecida este viaje al equipo de Spain Magazine por contar conmigo en esta ruta de descubrimientos preciosos.

Era inevitable escribir un poco de Norte, de salitre, de recuerdos de toda la vida, de xirimiri, de olas, de pantxineta… era inevitable escribir sobre Zarautz. Mi lugar en el mundo, mi pueblo al que siempre regreso y por el que no cambiaría ni por Formentera. Bueno, más adelante escribiré sobre esta isla de anuncio veraniego de cervezas.

Pero regresemos al punto de partida: El Norte. En Zarautz siempre recomiendo ir con la idea de descomplicarse mucho la vida y disfrutar del entorno. Los motivos lo valen:

  • Andar desde la pasarela del Golf hasta Getaria. Sin música para empaparse bien del lugar. Casi una hora de maravillosos pasos. En Getaria puedes subir hasta el faro del Ratón, comer en Astillero (txangurro al horno y cigalitas rebozadas) que está en el puerto y es el mejor calidad – precio, visitar el soberbio Museo Balenciaga y la iglesia del pueblo a la que siempre entro. Más Norte, imposible. O al regresar hacia Zarautz hacer una parada y reponer energía vasca en la terraza de Aiten – Etxe, ver toda la preciosa playa y tomar unas croquetitas muy ricas.

unnamed (17).jpg

unnamed (23).jpg

  • unnamed (14).jpg
  • unnamed (19).jpg
  • Y los andarines deben llegar a Getaria por el monte. Es una sencilla ruta que tiene unas vistas de infarto, con la ermita de Santa Básrbara, los viñedos de txacolí y el mar. Sólo el primer tramo es más durillo, luego es un paseo de locura.
  • Desayunar en la mítica terraza de Arguiñano. Las vistas al mar y los dulces que hacen, lo vale.
  • Telesforo: Restaurante en el centro del pueblo, para mí, el mejor calidad – precio. Su rape es un clásico del que no te puedes cansar.
  • Para aprovechar bien bien el día de playa, San Francisco 33 te lleva a la toalla en una preciosa bici unos bocadillos y ensaladas que son espectaculares.
  • El ambiente surfero al atardecer en Shelter, en el malecón. Es de Aritz Aramburu, un sherpa a nivel mundial del surf, que además acaba de inaugurar una preciosa escuela. Es posible que veas allí a la top Almudena Fernández. Ellos han creado una ONG, Kind Surf, que es un campamento de surf para niños y jóvenes que se encuentran en situaciones desfavorecidas y ya sólo por eso, se merecen que les hagamos la ola.

unnamed (21)

  • unnamed (22).jpg
  • En la plaza de la música hay dos tiendas de ropa muy monas y con cosas muy especiales que no se suelen ver. Y cerca está Inge, que trae cosas estilosas de Francia.

unnamed (25).jpg

  • Y para vestir a los ratones de la casa, la tienda Cambo es preciosa.

unnamed (26).jpg

  • Adictos a los dulces: La parada obligatoria es en Joseba Arguiñano, el hijo goloso de Carlos, en el centro del pueblo. Y también las pastas y las palmeras de chocolate de Sayalero.

 

unnamed (20).jpg

  • El conservatorio de música es un palacete precioso. Pasear y escuchar los instrumentos, ¿qué más puedes pedir?

unnamed (24).jpg

  • Pintxos: Para mi uno esencial es el Salegi, en el centro del pueblo. Y Okamika es brutal por la originalidad que tiene.
  • Ruta foodie: Hay que ir sí o sí al mercado. Materia prima excelente en estado puro. Pasar por el puesto de Zabala para llevarte a casa queso idiazábal, txacolí y bonito de Getaria en frascos… Abrirlo en casa después es recordar mucho Norte. Y comprar a las caseras unos tomates y vainas de la zona que saben de verdad.
  • Regalar un cursillo de surf en Pukas o una sudadera, si las olas imponen mucho.

unnamed (27).jpg

O simplemente, dejarte llevar y disfrutar de su playa, de su bravo mar, de ver el espectáculo de los surfistas, de caminar, en definitiva, de sentir un poco de Norte. Muchas gracias por acompañarme en este viaje.

unnamed (13)

 

Anuncios

6 comentarios en “Zarautz: El tesoro del Norte

  1. Te has dejado un sitio que se ha de visitar si o si. En la Avda Nafarroa Melé Mele, hamburguesas a la carta con productos de caserío.

  2. Ana seguro que vas a tener muchos lectores de tus relatos cuando los lees te dan ganas de visitar esos lugares con encanto que tú tan bien describes

  3. Ana seguro que vas a tener muchos lectores de tus relatos cuando los lees te dan ganas de visitar esos lugares con encanto que tú tan bien describes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s